El blog de ANOVO

¿Cuándo comprar el primer teléfono móvil a mi hijo?

En una era en la que la tecnología está a la orden del día e invade todos los aspectos de nuestra vida, los niños no pueden quedar exentos a ella. Los cambios tecnológicos cada vez son más importantes y hacen que nuestra vida sea mucho más sencilla. Por ello, los niños también deben ser partícipes de ello. No solo por el presente, sino porque ellos representan el futuro tecnológico. Así, en el artículo de hoy hablaremos sobre cuándo comprarle el primer teléfono móvil a tu hijo.

primer teléfono móvil

¿Es la edad el mejor criterio para determinar cuándo comprar el primer teléfono móvil a mi hijo?

En esta situación habría que preguntarse por qué se marcan determinadas edades como convenientes o no para tener este tipo de dispositivos. Según un estudio sobre tecnologías realizado por el INE, la edad más proclive para que un niño tenga su primer teléfono móvil son los 12 años. Pero, ¿realmente la edad define este tipo de cuestiones?

No hay reglas maestras que sirvan para todos igual. Todo ello, depende de la madurez del niño y de su propio entorno. En este punto, confluyen dos aspectos. Por un lado, pensar que los niños son “genéticamente nativos digitales”, pertenecientes a la generación millennial, y que ellos solos serán capaces de desarrollar sus aptitudes con las nuevas tecnologías. Por otro lado, tampoco se puede mirar a otro lado y renunciar a formarlos en la nueva era tecnológica, pues no lo saben todo.

Lo que está claro es que todo se reduce a una cuestión de educación. Es indudable que un niño necesita una supervisión al principio. No obstante, es el control necesario que se lleva a cabo en todo su entorno. Al igual que al jugar o al salir a la calle, se debe hablar con él y explicarle qué cosas buenas tiene jugar, pero también las precauciones que debe tomar al hacerlo.

De esta forma, se llega a una conclusión: la edad no es el mejor indicativo para aclarar cuándo debe un niño tener su primer teléfono móvil. En este aspecto, influyen otros factores, como la madurez o la formación tecnológica que haya recibido.

Desarrollo tecnológico: factor fundamental para el futuro

No cabe ninguna duda que los niños de la generación millennial son los que llevan el futuro tecnológico bajo el brazo. Es innegable que están rodeados de tecnología y que, en algún momento, harán uso de ella. Por ello se debería ayudar al niño a hacer un buen uso. Hay que mostrar una actitud positiva. Eso significa crear, explorar nuevas ideas, divertirse con apps o ver vídeos en YouTube para mejorar su técnica de dibujo o sus pasos de baile.

Igualmente, significa equilibrar ese uso con el tiempo que se pasa cara a cara con alguien, al aire libre, en comidas familiares o leyendo. Existe un tiempo y un lugar para todo, no tiene por qué ser una cosa o la otra. Es más, la combinación de ambas hará que en el futuro la sociedad esté completamente educada en desarrollo tecnológico, llevando a cuantiosas mejoras en la sociedad y en el mundo en general.

En este sentido, se trata simplemente de convertir el tiempo invertido en las tecnologías en algo productivo bajo la guía de los padres del niño.

Entonces, ¿qué beneficios tiene comprarle a mi hijo su primer teléfono móvil?

Ya hemos reivindicado su uso como una herramienta para el aprendizaje y el desarrollo, enfatizando la necesidad de mejorar la calidad de esta exposición. Así, a continuación os comentaremos con más detalle los beneficios que tiene:

Permanentemente localizado

Gracias a que tiene móvil y acceso a Internet, tu hijo podrá estar localizado cada vez que lo necesitéis. Podrás comunicarte con tu hijo siempre que quieras, y viceversa. Así, ambos os sentiréis más seguros pudiendo telefonearnos si alguno de los dos siente la necesidad. Además, en caso de que alguna emergencia le ocurra al niño/a, podrá comunicarse contigo e informarte al momento para pedir ayuda.

GPS para no perderse

Si alguna vez tu hijo se pierde o se despista de tu lado, rápidamente podrá localizarse con el GPS incorporado en su teléfono móvil, pudiendo volver al sitio en el que perdió el contacto contigo.

Les ayuda a ser independientes

Los dispositivos tecnológicos no solo les sirve para aprender cosas nuevas -como, por ejemplo, viendo en YouTube cómo dibujar un gato-, sino que también dan a los pequeños más independencia. De esta forma, si en algún momento necesita saber cómo hacer algo, puede hacer uso de su dispositivo móvil sin necesidad de que sus padres se lo digan.

Desarrollo de habilidades

El uso de móviles, tablets, o cualquier otro dispositivo tecnológico con programas o aplicaciones educativas les ayudará en el desarrollo de todo tipo de habilidades, las cuales harán uso de ellas en su vida diaria. Es más, si sabemos utilizar bien esta tecnología, podemos tener niños con habilidades en zonas cerebrales que antes se desarrollaban más tarde.

Todo ello, debemos recordar, que no puede ser un uso pasivo o incontrolado, sino que debe hacerse con la guía de adultos, que participen directamente con ellos y les enseñen a hacer un uso adecuado de estas tecnologías.

mSchools: una iniciativa para el uso de tecnología en los niños

El proyecto mSchools es una iniciativa conjunta de Mobile World Capital Barcelona y GSMA destinada a formar a los alumnos de secundaria en la creación y uso de soluciones móviles. Este programa tiene como objetivo reducir las tasas de abandono escolar, mejorar el rendimiento de los alumnos y preparar a los estudiantes para las necesidades que impone el mundo digital.

Entre cuantiosas actividades, mediante la incorporación de apps y experiencias digitales en el aula, los chicos/as aprenden a estar familiarizados con la tecnología, desarrollando nuevas e importantes habilidades digitales, preparándolos para esta nueva era que ya ha comenzado.

Deja un comentario