Buscar
Generic filters
Exact matches only
Filter by Custom Post Type

Se acerca el verano y con él los días en la playa, las excursiones, los viajes… Contar en este tipo de situaciones con un dispositivo que incluya geolocalización puede suponer a las familias con hijos e hijas pequeños un gran descanso. El smartwatch para niños se han convertido en un aliado a la hora de localizar a los menores en caso de extravío o aglomeración.

Desde ANOVO queremos analizar en este artículo cómo funciona la geolocalización en un smartwatch para niño, qué tipos hay, cuál es su fiabilidad y cuáles son los dispositivos más recomendados para tal función. Comencemos:

¿Qué es la geolocalización?

Todos los que somos usuarios de smartphones y de aplicaciones como Google Maps estamos acostumbrados a ver nuestra ubicación marcada con un icono en un mapa. La geolocalización es esa capacidad de obtener la ubicación geográfica real de un dispositivo, como un smartphone, un ordenador portátil, una smart TV o, en nuestro caso, un smartwatch para niños.

Existen varios métodos de obtener la ubicación exacta en la que se encuentra un dispositivo. Cada uno con sus ventajas e inconvenientes. Veamos cada una de ellos.

Geolocalización en smartwatch para niños

GPS

Existen un gran número de dispositivos electrónicos que incorporan un receptor de GPS (Global Positioning System). El Sistema de Posicionamiento Global se sirve de una red de satélites que, mediante un método matemático llamado trilateración, son capaces de determinar la ubicación exacta del dispositivo con un error de pocos centímetros.  

El sistema de GPS está compuesto por 24 satélites que orbitan la Tierra a una altitud de 20.000 kilómetros. Se distribuyen en un total de 6 órbitas, con 4 satélites por cada una de ellas para dar una mayor cobertura. Cada satélite recorre dos órbitas completas cada día transmitiendo señales de radio con información sobre su posición en el momento en el que se emite la señal.

Los receptores GPS que forman parte de algunos dispositivos electrónicos, como los smartwatches, decodifican la señal emitida por varios satélites simultáneamente y la combinan para determinar su propia ubicación.

smartwatch con GPSTúneles, edificios, árboles y otros obstáculos pueden interponerse entre el satélite y el receptor por lo que, cuanta mayor sea la “visibilidad” del cielo que tengamos en nuestro dispositivo, mejor funcionará el receptor GPS.

En el caso que nos ocupa de la geolocalización en smartwatch para niños, el sistema de ubicación a través de GPS nos puede ser de gran utilidad para determinar la ubicación exacta del pequeño en un espacio abierto, como por ejemplo la playa, en un parque u otros.

Algunos de los modelos más valorados de smartwatch para niños con GPS son: el de la marca SoyMomo, que también integra WIFI y GSM, el GEN-Z H2OX o el Alcatel V-Kids Watch by Vodafone.

A-GPS

El A-GPS o Assisted GPS es un añadido a la tecnología GPS que permite acelerar el proceso de inicio de la localización. El A-GPS utiliza los datos de las antenas cercanas al dispositivo y recibe información del servidor sobre la zona en la que se encuentra y los satélites a los que debe conectarse. Una vez hecha la petición, el sistema funciona como explicamos en el anterior apartado del GPS.

Además de acelerar el proceso inicial de geolocalización, el A-GPS permite optimizar la autonomía del dispositivo al realizar la petición de conexión en un servidor externo, ahorrando la energía que el proceso requiere cuando se realiza directamente en el equipo.

Como desventaja de este tipo de conexión para la geolocalización en smartwatches para niños se suele nombrar el coste que requiere la conexión, si bien, para aquellos modelos dotados con WIFI se podría ahorrar el consumo de datos, siempre que esté conectado al mismo.

Entre los modelos de relojes inteligentes para niños con receptor A-GPS destacan el XPLORA 3S y el Jaybest Track SmartWatch Phone.

WIFI

Gracias a la conexión WIFI de un dispositivo móvil también se puede determinar su ubicación. Cada red tiene su identificador, que puede leerse a una distancia de hasta 500 metros. En una zona en la que exista conexión a varias redes, se puede triangular la posición del equipo a partir de los identificadores de la red y la posición GPS de los mismos.

Son muchos los relojes inteligentes que integran este sistema de localización, destacando el ya mencionado SoyMomo, el GPS Smart Elderly Children Positioning Watch que, aunque no está diseñado exclusivamente para niños, incorpora sistema de localización por GPS, WIFI LBS y AGPS, o el Deest D100.

LBS

El LBS o Location Based Services son servicios que se ofrecen al usuario basándose en su localización. En el caso de los smartwatch para niños, este mismo sistema se utiliza solamente para la localización del dispositivo, sin tener la configuración de otros servicios adyacentes. Es lo que se suele denominar LBS pasivo.

A través de un dispositivo de posicionamiento ubicado en el reloj se determina la posición a tiempo real del mismo. Para su funcionamiento utiliza una Red móvil en base a la triangulación de antenas de telefonía móvil.

Como ventaja del sistema de geolocalización LBS destaca la posibilidad de localizar el dispositivo aunque se encuentre en interiores, siempre que, claro está, disponga de conexión a una red móvil.

Entre los smartwatch para niños dotados con LBS destacan los modelos Jaybest Q15, el GEN-Z H2OX (con LBS, GPS y WIFI) o el TURNMEON Q8 que combina GPS, AGPS, WIFI y LBS.

Otras funciones a tener en cuenta al comprar un reloj inteligente a tu hijo

A pesar de que la geolocalización sea una de las funciones más atractivas para los padres a la hora de comprar un smartwatch a sus hijos, existen otras funciones y características muy importantes que se deben tener en cuenta.

Por un lado, desde el punto de vista físico, deberemos analizar el tamaño y el peso del dispositivo en función de las características físicas del menor que lo va a llevar puesto. Hay que tener en cuenta que si queremos que un niño o niña disfrute llevando el dispositivo y no se lo quite, este no debe resultar incómodo.

Igualmente, resulta importante si el reloj dispone de algún tipo de protección anti choque, anti salpicaduras o si es resistente al agua. Eventos que pueden suceder en cualquier momento en el día a día de los más pequeños.

En cuanto a las funciones, las más destacables serían el botón de emergencia y la posibilidad de realizar llamadas y enviar mensajes. También podríamos analizar si está dotado de cámara o si incluye juegos educativos y aplicaciones de actividad. Y por último, resulta también importante la duración de la batería, como en todos los dispositivos móviles. Lo ideal sería que tuviera una autonomía mínima de 7 horas para un uso intensivo y 1 día en modo “stand by”.

A continuación os dejamos un cuadro comparativo con las características principales de los 5 mejores smartwatches para niños que hemos nombrado a lo largo de este artículo:

SoyMomo

Xplora 3S

GENZ-H2OAlcatel V-Kids Watch by VodafoneTURNMEON Q8
GPS

AGPS

WIFI

LBS

Dimensión pantalla1,22 pulgadas

1,33 pulgadas

Dato no disponibleDato no disponible1,54 pulgadas
Peso172 g

50 g

Dato no disponible50 g45 g
Resistencia al Agua

Dato no disponible
Botón de Emergencia

Cámara

Llamadas

No.

Sí permite enviar mensajes

Juegos

Duración batería25 horas5 días sin uso continuado. 7-8 horas llamada continuada24-72 horasHasta 3 días3 días sin uso continuado.

Desde ANOVO esperamos que este artículo os ayude a identificar el modelo de smartwatch para niños que mejor se adapta a vuestras necesidades. Las opciones disponibles en el mercado son muy numerosas si bien, lo más importante, es saber para qué lo queremos utilizar y las características propias de cada niño.

Os invitamos a compartir este artículo y a seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook, Instagram, Youtube y Linkedin.

Pin It on Pinterest