Para ANOVO es un objetivo fundamental operar sin accidentes y preservar la seguridad y la salud de nuestro personal, así como el entorno en el que trabajamos.

Gracias a nuestra certificación según la norma ISO 45001 para “Sistemas de gestión de Salud y Seguridad en el Trabajo” contamos con un protocolo de procedimiento de la SST que nos permite tratar de forma óptima y continua los riesgos y oportunidades en materia de seguridad y salud en el trabajo.

La ISO 45001 en ANOVO supone un marco de referencia que nos ayuda a dirigir de forma más eficaz y eficiente el desempeño de la SST. De esta manera podemos garantizar la Seguridad y Salud de los trabajadores, proporcionando un ambiente laboral seguro y saludable, adoptando las medidas necesarias para evitar accidentes y/o enfermedades derivadas del desarrollo del trabajo.

Como explicamos en nuestro artículo sobre la calidad del aire en los centros ANOVO, en ANOVO apostamos por la Seguridad y la Salud de los trabajadores, los clientes y los proveedores dando siempre un paso más allá y buscando la excelencia.

Qué beneficios aporta la ISO 45001 en ANOVO

Como parte de nuestra voluntad de mejora continua, la norma ISO 45001 en ANOVO resulta una herramienta idónea para la gestión de los riesgos para la SST derivados de nuestra actividad. Esta certificación nos alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas demostrando nuestro compromiso para garantizar condiciones de trabajo saludables y bienestar dentro de nuestra organización.

Además, la ISO 45001 ha contribuido en gran manera a la toma de conciencia y el desarrollo de una cultura preventiva dentro de la organización. Nos ha ayudado a mostrar nuestro compromiso como responsables de la seguridad y salud en el trabajo no solo de nuestros empleados sino también de todas las personas que pueden verse afectadas por nuestras actividades.

Más allá del necesario cumplimiento legal y regulatorio, en ANOVO hemos creado un sistema de gestión de la SST que contribuye a impulsar la excelencia en nuestra organización gracias a la innovación y la mejora continua. Para ello, el compromiso y la participación de todos los niveles de la empresa para la implantación del sistema de gestión ha sido fundamental.

En el éxito en la implantación de la ISO 45001 en ANOVO ha contribuido, entre otros factores, la involucración de la alta dirección de la empresa, la comunicación interna, la consulta y participación de los trabajadores a través de sus representantes, la asignación de los recursos necesarios para su implantación y mantenimiento y la integración del sistema de gestión de la SST.

Fases de implantación de la ISO 45001 en ANOVO

iso 45001

Como proceso iterativo que nos ayuda a trabajar para lograr la mejora continua, el sistema de gestión de la SST en ANOVO se basa en un ciclo continuo conocido como el “ciclo PHVA” (planificar, hacer, verificar y actuar) en el que predominan 4 fases: planificación, implementación, verificación y mejora.

Planificación de la ISO 45001 en ANOVO

Para realizar la planificación de nuestro sistema de gestión de la seguridad y salud en el trabajo según la norma ISO 45001, en ANOVO hemos tenido que llevar a cabo un análisis completo de nuestra organización y su contexto, comprendiendo tanto las necesidades de la empresa como las necesidades y expectativas de los trabajadores y las demás partes interesadas.

Mediante la identificación de:

  • los procesos de trabajo, 
  • las actividades y situaciones rutinarias, 
  • los incidentes pasados tanto a nivel interno por parte de la empresa como de manera externa, 
  • las situaciones de emergencia potencial, 
  • los posibles cambios internos, externos, tecnológicos o de conocimiento que pueden suceder,

se ha conseguido determinar los riesgos y las oportunidades para la seguridad y la salud en el trabajo para nuestra organización.

Además de la identificación y análisis de los riesgos y oportunidades en materia de SST, en esta fase se han tenido en cuenta los requisitos legales existentes relacionados con una actividad como la nuestra.  Dicha regularización se ha documentado y se mantiene actualizada dentro del proceso continuo del sistema de gestión.

En la fase de planificación también se han definido las acciones a abordar con el fin de minimizar los riesgos, aprovechar las oportunidades y cumplir con los requisitos legales definidos. Se ha planificado la forma de integrar e implantar las acciones definidas en los procesos del sistema de gestión teniendo en cuenta las mejores prácticas, las opciones tecnológicas existentes y los requisitos financieros, operacionales y de negocio.

Por último, antes de iniciar la fase de implantación, se han definido los objetivos de SST con el fin de mantener el sistema de gestión y mejorarlo de forma continua y los planes necesarios para conseguirlo. 

Implementación

En esta fase se han puesto en marcha los procesos según han sido planificados en el sistema de gestión de SST y se han ejecutado las medidas previstas. Para ello ha sido muy importante contar con una actitud proactiva por parte de toda la organización. 

La comunicación interna, la entrega de comunicación documentada a los trabajadores y colaboradores y la formación en las competencias necesarias en aquellas áreas de trabajo que lo han necesitado han sido parte indispensable de esta fase.

Verificación

Una vez implantada la norma ISO 45001 en ANOVO, se ha realizado (y se sigue llevando a cabo de manera continua) el seguimiento y la medición de las actividades y los procesos definidos e implementados con el fin de poder informar sobre los resultados obtenidos. 

Se verifica continuamente el cumplimiento de las actividades definidas en relación con los peligros, los riesgos y las oportunidades definidas en materia de seguridad y salud en el trabajo, y se realizan controles operativos del cumplimiento de los objetivos identificados.

Para ello, ha sido necesario tanto realizar auditorías como contar con la revisión por parte de la dirección de ANOVO.

Actuación o mejora

De manera continua, en ANOVO realizamos una serie de acciones que contribuyen a mejorar el desempeño de la SST con el fin de que se alcancen los objetivos previstos. Trabajamos para poder reaccionar a incidentes y no conformidades con el fin de establecer acciones correctivas que ayuden a corregir y gestionar las consecuencias.

Entre los incidentes y no conformidades que pueden darse están, por ejemplo, la afección viral temporal en un trabajador, la falta de cumplimiento de las especificaciones de un procedimiento, el suministro equipos de protección defectuosos, el deterioro del edificio que sirve de lugar de trabajo, etcétera.

Como exige la norma ISO 45001, en ANOVO contamos con una definición de las acciones necesarias para gestionar las posibles incidencias y no conformidades del sistema de gestión de SST. Entre ellas destacan:

  • La necesidad de informar de los incidentes tan pronto como se produzcan.
  • Identificación de la raíz del problema.
  • Tomar las medidas necesarias para abordarlo.
  • Contar con la opinión de los trabajadores sobre por qué se genera dicho incidente.
  • Implementar acciones correctivas que eliminen la causa raíz del problema para evitar que vuelva a repetirse.
  • Registrar, documentar y controlar dichas acciones correctivas.

Con todo ello, se contribuye a mejorar de forma continua los procesos relacionados con la SST. 

Desde ANOVO seguiremos trabajando para optimizar nuestros procesos teniendo en cuenta las especificaciones en materia de seguridad y salud en el trabajo contempladas en nuestra certificación 45001. 

Síguenos para estar al día en nuestras redes sociales: LinkedIn.

Pin It on Pinterest